10 preguntas que debe hacerse cuando sus tasas de conversión están por debajo del promedio

Usted debe comunicar el valor de sus productos con precisión y claridad, rompiendo lo que está vendiendo al nivel más básico para que su cliente vea los beneficios, en vez de sólo las características. 

¿Cómo es realmente la experiencia de compra?

Es importante entender el proceso que su cliente tiene que seguir para llegar al punto de pago. Mientras que las Landing Pages o los Sitios de E-Commerce se ven bien, el siguiente paso hacia una conversión podría hacer que todo se derrumbara. Proporcionar experiencias de usuario de primera clase en todos los dispositivos es imprescindible, lo que incluye minimizar  el número de clics necesarios para completar la transacción.

La complicada navegación del Sitio y los procesos de checkout se encuentran entre las principales causas de abandono del carrito de compras. Pruebe sus rutas de conversión internamente y considere un servicio cómo UserTesting.com para obtener comentarios imparciales de los consumidores.

¿Dónde están las fugas en el embudo?

Encontrar dónde se sale la gente de su Sitio, puede ser un buen indicador para determinar por qué se van; al menos, puede ayudarle a decidir por donde comenzar su investigación. Trabajar hacia atrás desde el punto de salida ayuda a descubrir puntos  de fricción que usted ni siquiera sabía que existían.

Abra sus análisis y supervise el flujo de visitantes. Preste mucha atención a donde entra el tráfico, el número de pasos que los usuarios deben realizar mientras navegan de una página a otra y rastree el punto en el que suelen salir.

Trace su propio viaje a través de su Sitio Web mientras examina los elementos en la página y la experiencia del usuario. Asegúrese de comparar el comportamiento del visitante con la visualización del embudo para determinar cuando una fuga es realmente una fuga.

¿Cuáles son los puntos de fricción más grandes?

Fricción en su embudo de ventas se puede definir cómo cualquier cosa que se interpone en el camino de una conversión, ya sea por ralentizar o detenerla por completo. Algunos puntos de fricción pueden incluir:

  • Demasiados clics para completar una acción.
  • Demasiados campos en los formularios.
  • Problemas de escritura y legibilidad.
  • Información oculta o faltante.
  • Tiempos de carga lentos.
  • Diseños poco llamativos.
  • Palabras que detienen.

Puede reducir la fricción en su propio Sitio Web realizando pequeños cambios y probarlos para ver cómo alteran sus tasas de conversión. Hacer el menor número preguntas posibles, evitar abrumar al cliente con demasiadas opciones, apuntar a diseños limpios y agradables y contratar un redactor profesional para hacer una conexión más fuerte a través de palabras.

Se podrá ver un aumento al realizar pruebas A/B en los diferentes puntos de fricción para encontrar la opción con mayor tráfico. Los cambios no siempre dan resultados dramáticos, pero nunca conocerá su potencial a menos que empiece a probar para eliminar esos puntos de fricción en el embudo.  

¿Cómo se sienten mis clientes sobre el proceso?

Cuando usted tiene preocupaciones acerca de sus tasas de conversión, a menudo el mejor lugar para recurrir a las ideas son los consumidores.

Utilice diferentes herramientas de retroalimentación como una encuesta de consumidores para llegar a los clientes actuales, así como a aquellos que abandonaron sus carritos de compra a la mitad del camino a través de la experiencia de compra. Pídales que proporcionen información sobre por qué hicieron una compra, por qué optaron por no hacerla, por dificultades que experimentaron mientras estaban en su sitio, comentarios sobre diseño, etc.

Este enfoque no sólo proporciona una visión de calidad de lo que podría ser la causa probable de las conversiones deficientes; sino, también muestra a los clientes (y clientes potenciales) que está haciendo un esfuerzo para mejorar su Sitio Web basado en sus comentarios.  

¿Qué dicen los datos?

Siempre que sea posible, realice cambios basados en los datos que ha acumulado. No se centre únicamente en la métricas de conversión de su Sitio Web; analice los datos de sus anuncios sociales y conocimientos, el flujo de visitantes, las tasas de rebote, el tiempo dedicado a la página y más. Deje que los datos impulsen sus acciones; de lo contrario, simplemente estará disparando en la oscuridad con la esperanza de golpear el objetivo.

Ya sea que estamos hablando del ROI para el marketing de contenido o el impulso de las ventas de comercio electrónico, los datos siempre son importantes. Cuando realice cambios, mida los nuevos datos y supervise esos cambios comparándolos con el original. Esa es la única manera de saber si está apuntando en la dirección correcta.

¿Cómo están vendiendo esto mis competidores?

Aunque siempre advertimos a nuestros clientes que no sigan los mismos pasos que sus competidores, usted debe ser consciente de lo que están haciendo para aprovechar las ideas competitivas obtenidas de su investigación de mercado.

Si sus conversiones están cayendo en picada para productos o servicios específicos, busque la competencia. ¿Cómo posicionan sus productos? ¿Qué están haciendo diferente para atraer y atraer al público objetivo? Haga comparaciones y vea cómo se alinean con las ideas que ha recopilado de sus datos para determinar qué elementos debe probar y mejorar. 

¿Ahora?

Ahora es el momento de mirar su embudo y empezar a responder la siguientes preguntas:

  • ¿Cuál es la precisión en la selección de su mercado objetivo?
  • ¿Comprenden los clientes los beneficios y el valor agregado?
  • ¿Cuáles son los puntos de fricción más grandes?
  • ¿Cómo se sientes mis clientes sobre el proceso?
  • ¿Cómo están vendiendo esto mis competidores?
  • ¿Cómo es realmente la experiencia de compra?
  • ¿Existe un mercado apto para el producto?
  • ¿Dónde están las fugas en el embudo?
  • ¿Se ha establecido confianza?
  • ¿Qué dicen los datos?

Recuerde prestar mucha atención a los datos y hacer sus cambios basados en ellos, no en suposiciones.

Los comentarios están cerrados.